Escritos sobre Aromaterapia

AROMATERAPIA
Aceite esencial de Tomillo

Este Aceite Esencial de cualidad Yang, proviene de la planta aromática perenne originaria de la zona mediterránea occidental, en particular en España, donde se lo recolecta en época de floración, y se lo ata y se deja colgado hasta que se seque.
Como se reproduce por matas, además de por semilla, es posible tenerlo en una maceta a media sombra o hasta en balcones.

En griego, la palabra Thymos significa perfume. Las pequeñísimas hojas de esta planta proporcionan un fuerte aroma muy apreciado en la buena cocina.
En los templos de la Antigüedad se quemaba el Tomillo con fines purificadores del alma y porque se creía que tenía poderes mágicos para conservar la buena salud.

El Aceite Esencial, es especial para personas muy ansiosas, que no pueden parar en su actividad, que sólo descansan si entran en crisis por haberse agotado hasta el límite llegando al extremo de quedarse sin reservas ni físicas ni psíquicas.
Por eso en la Antigüedad lo veían como un tónico para la salud: su acción estimulante permite regular el uso de la energía, para que ésta no desaparezca y seamos capaces de enfrentar las crisis sin deber recurrir a psicofármacos.

Ayuda a tomar consciencia de los propios límites y de las señales del cuerpo cuando necesita descansar. Recupera la vitalidad, el valor y la fuerza, suprime la ansiedad y devuelve la tonicidad a los músculos.

También se conoce al Aceite Esencial Tomillo como estimulante mental, mejorando la atención y la concentración.

Quizás el uso más apreciado del Aceite Esencial de Tomillo es el que se relaciona con su acción estimulante sobre los procesos respiratorios. Posee una ventaja sobre el Aceite Esencial de Eucaliptus en ese uso, y es que el Tomillo produce calor, mientras que el Eucaliptus es refrescante. Por eso es especialmente indicado en todos los procesos gripales, de afecciones bronquiales, tos, laringitis, resfríos, problemas de amígdalas, actuando como antiséptico y descongestivo.
Su acción sobre los meridianos de pulmón y su opuesto complementario, intestino grueso, ayuda en los procesos de recuperación en las vías respiratorias.

También se usa como preventivo, para mantener un estado saludable, sobre todo en épocas de cambios de estación o de frío, ya que fortalece el sistema inmunológico.

Es antirreumático y antiepasmódico, ejerciendo una amplia acción sobre el aparato digestivo: ideal para combatir la flatulencia, la pérdida de apetito o los problemas intestinales, a través de suaves masajes vehiculizado con un aceite vegetal, como el de almendras o el de jojoba.

En suma, sus amplios alcances lo hacen un Aceite Especial para tener a mano, ya que su uso, vehiculizado en un aceite vegetal o en una crema, puede sacarnos de muchos apuros.

Autores: Staff de la Revista Crecimiento Interior.
Puedes enviarnos tus dudas y comentarios a info@deon.com.ar
Revista Crecimiento Interior Nº 36, Año 4, Octubre de 1997







Volver a la página principal