Escritos sobre Aromaterapia

AROMATERAPIA
Enebro y Eucaliptus

Esta vez nos centraremos en los Aceites Esenciales de Enebro, el limpiador de cuerpo, mente y espíritu, y de Eucaliptus, nuestro aliado en los trastornos respiratorios.


ACEITE ESENCIAL DE ENEBRO:

Procedente del hemisferio norte, este arbusto con forma de pequeño árbol, crece en superficies pedregosas de montaña, a gran altura. Su fruto, del cual se extrae el Aceite Esencial, es de olor resinoso y acre.
En la antigüedad se lo quemaba para evitar epidemias. También se lo usó desde el Antiguo Egipto como purificador durante las ceremonias.
Por sus propiedades terapéuticas antivirósicas y en tratamientos de infecciones respiratorias, es un ambientador ideal y es el más utilizado después del Aceite Esencial de Lavanda.
El Aceite Esencial de Enebro es excelente para aquellas personas carentes de paciencia o tolerancia, que desean controlar a todos y a todo, recargándose de responsabilidades. Muchas veces este tipo de personas termina en soledad, pues nadie puede seguir su ritmo.
También estimula a quienes poseen falta de impulso sexual, siendo un poderoso afrodisíaco. El Aceite Esencial de Enebro les permite desarrollar armonía espiritual y conectarse con los demás con cariño y respeto.

Usos más frecuentes:
Vehiculizado en baño de inmersión, es calmante, analgésico y alivia tensiones y stress.
Es un antidepresivo por excelencia, al sentir su aroma,la persona se siente rápidamente animada.
Estimulante local, siendo útil vehiculizado en un Aceite Vegetal o una Crema para realizar masajes que alivien el reuma, la artritis, los dolores musculares o los problemas causados por el deporte.
Muy utilizado en Cosmética para el tratamiento de la Celulitis, piernas hinchadas y retención de líquidos. Por actuar sobre el sistema eliminatorio, también se lo utiliza para combatir el exceso de grasas en el cuerpo.
Poderoso antiséptico, indicado en preparaciones de lociones para después de afeitar o depilar, en compresas para el acné, y hasta con niños, en lociones para combatir la pediculosis.
Alivia trastornos digestivos, por lo cual es utilizado a través de suaves masajes, para aliviar el estreñimiento.



Uso de aceite de Enebro en masajes descontracturantes,
programa "En Armonía", Canal Utilisima


ACEITE ESENCIAL DE EUCALIPTUS

Uno de los Aceites Esenciales más fáciles de reconocer por el aroma alcanforado de sus hojas, de donde se extrae por el proceso de Destilación al Vapor.
El Eucaliptus, originario de Australia, es el clásico remedio para los problemas respiratorios. Desde la década 1850-1860, se lo destila comercialmente y es uno de los componentes de muchos de los productos farmacéuticos utilizados para congestiones de los senos nasales y constipaciones.
Los nativos australianos empleaban sus hojas atadas a las heridas para acelerar la curación.
También es usado para afecciones de pecho y de la musculatura.
Hoy en día se han comprobado sus propiedades analgésicas y antinflamatorias, como así también sus características antivirales, antisépticas y expectorantes.

A nivel psicológico, es ideal para personas inconstantes y negativas, que todo lo cuestionan y son poco pacientes. Suelen autorreprocharse lo que hacen o dejan de hacer, son inestables y generalmente se llenan de cuestionamientos personales, pues carecen de una visión completa de las cosas.
El Aceite Esencial de Eucaliptus ayuda a ver las cosas con mayor claridad, y por lo tanto a encontrar el verdadero camino de vida. Hace el entorno más "respirable" equilibrando de este modo el aparato respiratorio.
Lleva a que la persona deje fluir las situaciones naturalmente, sin miedos, hasta poder canalizar sus energías en el logro de sus verdaderos objetivos.

Usos más frecuentes:
Por ser vasodilatador, es indicado en casos de enfriamientos y gripes, tos y resfriados. En casos de ataques de asma, podemos combinarlo con el Aceite Esencial de Tomillo, que además de ser vasodilatadores genera calor.
Combinado también con el Aceite Esencial de Tomillo o con el Aceite Esencial de Alcanfor, resulta excelente para limpiar los ambientes de energía negativa.
Activa el sistema inmunológico, fortaleciéndolo, siendo especial contra enfermedades infecciosas, evitando los contagios.
Disminuye la fiebre y es además analgésico.
En caso de congestión, puede inhalarse dos gotas sobre un pañuelo o masajear el pecho vehiculizado en una Crema o en un Aceite Vegetal como el de Almendras.

Si el aroma no te resulta agradable, puedes combinarlo con Aceite Esencial de Lavanda, que suavizará la combinación aromática.

Autores:Staff de la Revista Crecimiento Interior
Puedes enviarnos tus dudas y comentarios a info@deon.com.ar
Revista Crecimiento Interior Nº 17, Año 2








Volver a la página principal