La Energía del Color Amarillo y
los Aceites Esenciales Energizantes

Cada Color tiene su vibración y características y únicas, como así también su manera especial de afectar a las personas.

El Amarillo es un Color primario, que no se obtiene de la combinación de otros Colores.
Es un color muy recomendado para ser utilizado en oficinas, lugares de trabajo o salas de estudio, puesto que fortalece la memoria y mejora la atención y la concentración. Gracias a sus vibraciones, ¡despierta nuestra mente!.

Por sus propiedades terapéuticas brinda energía y vitalidad, evitando el desgano, el cansancio o el decaimiento.
Es indicando entonces, ante personas que se encuentran deprimidas, extenuadas, melancólicas o tienen un pensamiento negativo sobre la vida.

A nivel físico es un color purificador, siendo ideal para colorear productos Cosméticos empleados en caso de celulitis, caída del cabello, eczemas, psoriasis, caspa o acné.
También recomendamos emplear el color amarillo en nuestra indumentaria si sufrimos de estreñimiento, constipación o trastornos digestivos.

Y si deseamos bajar de peso, el color amarillo nos ayudará a activar nuestro organismo en la eliminación de grasas. Así como nos brindará energía y fuerza de voluntad para realizar actividad física, y para no decaernos al comienzo del tratamiento, cuando todavía no observamos los resultados deseados.

Ahora bien, en Aromaterapia contamos con una serie de Aceites Esenciales energizantes, que nos hacen sentir con ganas de hacer más cosas, de levantarnos temprano o de realizar varias actividades a la vez.
Nos dan energía, alegría y buen humor.
Son ideales para emplear en Otoño o en Invierno donde los días nublados o lluviosos hacen bajar nuestras energías, y encontrarnos a veces un tanto melancólicos o con pocas ganas de realizar alguna actividad.

Encabezan este grupo por supuesto los aromas cítricos como el Aceite Esencial de Bergamota, el Aceite Esencial de Naranja, el Aceite Esencial de Mandarina y el Aceite Esencial de Limón.

Otros Aceites Esenciales que nos brindan energía y despiertan nuestra mente son el Aceite Esencial de Menta, el Aceite Esencial de Eucaliptus, el Aceite Esencial de Romero, el Aceite Esencial de Hierba Limonera (Lemongrass) y el Aceite Esencial de Tomillo.

Finalmente, si quisiéramos agregar en Gemoterapia una piedra que nos brinde energía y alegría no nos podríamos olvidar entonces del Citrino. Podríamos acompañarla también con Ágatas naranjas, piedras que nos fortalecen y aumentan nuestra vitalidad.

Autora: Marina Gimena Deon. Conoce su libro "Qué es... Aromaterapia" de Editorial Deva´s.
Miembro Asociado de la Federación Internacional de Aromaterapeutas, Nº 9633, Londres, Inglaterra.